Thylane Lena-Rose Blonde, modelo de 10 años en la revista Vogue

Os lo anticipaba hace días y aquí tenéis un anticipo: anunciado por Henry Makow y defendido por John De Cecco y el “círculo para la sexualidad infantil“, la labor de Relaciones Públicas para  legalizar la pederastia ha comenzado.

El 31 de agosto, se celebró una conferencia con asistencia de doctores y sexólogos, y organizada por el grupo B4U-ACT con el fin de iniciar una campaña para que la pederastia sea borrada del listado de enfermedades mentales, como antes lo fue la homosexualidad y “normalizar” esta conducta. Entre otras cosas, se dijo que “los pedófilos son injustamente estigmatizados por la sociedad”, “los niños no son incapaces de decidir con quién quieren tener sexo”, “el deseo sexual de un adulto por un niño es normal” y “los pedófilos sienten deseos amorosos por los niños de la misma manera que los adultos lo sienten por otros adultos”.
Ahora falta saber si va a ser el movimiento gay quien va a capitanear esta cruzada: yo apostaría a que sí, entre otras cosas, porque el movimiento gay y la pederastia han estado unidos desde sus inicios (véase, el poeta Allen Ginsberg).
Por supuesto, esta campaña viene enmarcada en la misma propaganda de la “capacidad de elección” que envolvió a la campaña abortista dirigida a menores sin el consentimiento de sus padres. Es decir, la programación mediática vendrá precedida por noticias e imágenes asumiendo (como han defendido los sexólogos desde su inicio) que el infante es sexual desde su nacimiento y que, por tanto, tiene “derecho” a disfrutar de ello.

Como prueba de que lo que os estoy contando va en serio, os remito a
la revista Vogue en su edición francesa de este mes de agosto,criticada por mostrar una niña de diez años en imágenes que la hacían parecer un símbolo sexual. En el artículo del Daily Mail que os linko, se cuenta cómo la industria de la moda está eligiendo a modelos cada vez más jóvenes; niñas, sin duda, con el objetivo de pervertirnos  y hacernos verlas  como objetos sexuales.

Estad atentos porque esto va a comenzar ya mismo.

PD: Para que veáis cómo funciona la sincronicidad en mi vida, ayer le estaba contando esto a dos amigas con las que me estaba tomando un café… y resultó que a una de ellas (que trabaja como productora de sesiones fotográficas de alto nivel) ¡le habían ofrecido ese trabajo meses atrás y lo desechó porque le pareció una bajeza moral!

Share and Enjoy:
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter