Política actual — April 21, 2017 at 10:10 am

La “bomba electrónica” rusa paraliza los sistemas del ejército USA en Alaska: por eso su Armada se fue a Australia

by

Hace como una semana, la mayor Armada norteamericana de la Historia se dirigía a la península de Corea con objeto de provocar la III Guerra Mundial y, misteriosamente, cambiaron de rumbo en dirección a… Australia. ¿Qué ocurrió? El último informe de Sorcha Faal puede resolver el enigma pues, unos días atrás, Rusia volvió a recalcar que posee una “bomba electrónica” que desmantela los sistemas digitales del adversario, imprescindibles para la guerra actual, dirigida por ordenadores y telecomunicaciones.
Siempre según los informes rusos de Sorcha Faal, Putin dio la orden de desactivar los sistemas electrónicos de la península de Alaska (colindante con Siberia) tras escuchar de boca de los dirigentes norteamericanos que Rusia era una nación “que vivía como en la Edad Media”.
Al parecer, un bombardero TU-95, equipado con el sistema de guerra electrónica Khibiny (con tecnología magrav), sobrevoló los sistemas de radar del NORAD en Alaska y por medio de una “bomba electrónica” los desactivó, dejando inutilizadas la armada y la aviación de las bases USA en aquel lugar, de manera que los aviones no podían NI DESPEGAR. (Si recordáis, esto mismo ya sucedió con un portaaviones norteamericano que se dirigía a Siria hace tres años). El informe de Sorcha Faal remarca en todo momento que el sistema utiliza tecnología Magrav, del señor Keshe.
Completando esta superioridad tecnológica rusa, su ministerio de defensa ha hecho pública una de las bases secretas que posee en el Círculo Polar Ártico (cerca de los países escandinavos, y por tanto, de Europa) y con las que podría derrotar a la OTAN en apenas unos días.
[Imaginad que si son capaces de inutilizar los sistemas electrónicos de todas las bases de la OTAN, esa hipotética guerra sería un paseo triunfal de los rusos].

Comments are closed.

shared on wplocker.com