Opinión y Noticias Externas, Política actual — May 18, 2017 at 8:18 am

La mujer de Larouche participó en la Conferencia de la Nueva Ruta de la Seda en Pekín

by

[Resalto en negrita un párrafo especialmente importante, por el lugar donde lo ha pronunciado].

Participación de Helga Zepp-LaRouche en el Foro de la Franja y la Ruta para la
Cooperación Internacional en Pekín

16 de mayo de 2016 — Helga Zepp-LaRouche, fundadora y presidente del Instituto
Schiller, fue invitada a participar en las sesiones temáticas sobre intercambios
entre centros de estudio, que se realizaron el 14 y 15 de mayo en Pekín como parte
del Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional. El primer día,
Zepp-LaRouche fue comentarista en la sesión sobre “Franja y Ruta para facilitar una
economía global fuerte, equilibrada, incluyente y sustentable”. Y el segundo día,
fue ponente en la sesión de la “5a Cumbre global de centros de estudio: El acopio de
sabiduría para promover el crecimiento global”. El siguiente es el texto de la
ponencia de Zepp-LaRouche:

La Franja y la Ruta se vuelve el puente terrestre mundial

En los tres años y medio desde que la anunció el Presidente Xi Jinping en 2013, la
dinámica de la Nueva Ruta de la Seda ha sido impresionante. La Iniciativa de la
Franja y la Ruta tiene el potencial obvio de convertirse rápidamente en un Puente
Terrestre Mundial, que conecte a todos los continentes a través de la
infraestructura, tal como túneles, puentes, reforzada por la Ruta de la Seda
Marítima. Como tal, representa una nueva forma de globalización, pero no
determinada por el criterio de maximizar la ganancia del sector financiero, sino
para el desarrollo armónico de todos los países participantes sobre la base de una
cooperación ganar-ganar, en donde todos ganan.

Es por lo tanto muy importante que no sea vea a la Iniciativa de la Franja y la
Ruta desde el punto de vista de un contador, que proyecta su punto de vista
estadístico de costo-beneficio hacia el futuro, sino que pensemos en ella como
una Visión para la Comunidad de Futuro Compartido. ¿En dónde queremos que esté la
humanidad en su conjunto en 10, 100 o incluso 1000 años? ¿No es el destino
natural de la humanidad, como la única especie creativa en el universo hasta hoy,
que vayamos a construir villas en la Luna, a desarrollar un entendimiento más
profundo de los billones de galaxias en nuestro universo, que resolvamos el
problema de las enfermedades todavía incurables, o resolvamos el problema de la
seguridad energética y de materias primas mediante el desarrollo de la fusión
termonuclear? Si nos concentramos en los objetivos comunes de la humanidad,
podremos superar la geopolítica y establecer un nivel superior de razón para el
provecho de todos.

Es obvio que el Puente Terrestre Mundial es ideal para completar el desarrollo de
las zonas de nuestro planeta sin litorales. La colonización del espacio cercano será
la siguiente fase obvia de la apertura de infraestructura del hábitat natural del
hombre.

Si vemos el mapa del mundo, Estados Unidos no es solamente un país rodeado por dos
océanos y dos vecinos, sino que puede ser la parte central de un corredor de
infraestructura que conecte la punta más al sur de Iberoamérica a través de América
Central y del Sur con el sistema de transporte de Eurasia a través de un túnel bajo
el Estrecho de Bering. Dado que el Presidente Xi Jinping hizo el ofrecimiento al
Presidente Trump para que Estados Unidos se una a la Iniciativa de la Franja y la
Ruta, ahora hay una propuesta práctica sobre la mesa, en donde Estados Unidos puede
llegar a ser parte integral del Puente Terrestre Mundial. Las necesidades de
infraestructura de Estados Unidos, que son enormes, pueden ser la oportunidad
perfecta para convertir todo o parte de los $1.4 billones de dólares que mantiene
China en valores de la tesorería de Estados Unidos, en esas inversiones a través de
un banco de infraestructura. Por ejemplo, Estados Unidos necesita en realidad unas
40,000 millas de líneas ferroviarias de alta velocidad, si quisieran emparejar al
plan chino para conectar toda ciudad importante en su país mediante trenes rápidos
para el año 2020.

La economía de Estados Unidos experimentaría un empuje tremendo con esa inversión
en infraestructura a gran escala, y a su vez podría exportar hacia los mercados
chinos que crecen rápidamente, y en cuanto se sustituya la competencia con la
cooperación, las oportunidades para inversiones conjuntas entre Estados Unidos y
China en terceros países son enormes.

Ya que el Presidente Trump ha declarado su intención de reintroducir el Sistema
Americano de Economía de Alexander Hamilton, Henry C. Clay y de Abraham Lincoln, y
de reintroducir también la legislación Glass-Steagall de Franklin D. Roosevelt, se
acerca la posibilidad del establecimiento pronto de un Banco Nacional y de un
Sistema de Crédito a fin de canalizar las tenencias chinas hacia la infraestructura.

En tanto que cada vez más naciones europeas, dentro y fuera de la Unión Europea,
reconocen los tremendos potenciales de la Iniciativa de la Franja y la Ruta, y
expresan la intención de ser un polo para la cooperación europea, la Unión Europea
misma se ha mostrado reservada, para decirlo en forma diplomática.

Sin embargo, hay un enorme desafío, en donde los Estados miembros de la Unión
Europea podrían ser convencidos para cooperar con la Iniciativa: La crisis de
refugiados. La única forma humana de sanar esta herida moral de Europa es la
integración activa de las naciones europeas en un Gran Plan de desarrollo para toda
África con la Iniciativa de la Franja y la Ruta.

La nueva perspectiva positiva de la distensión entre Estados Unidos y Rusia y de la
cooperación militar en Siria, junto con el proceso de Astana, ahora pone a la vista
la estabilización de toda la región. Ya está el ofrecimiento de China para extender
la Nueva Ruta de la Seda hacia el Sudoeste de Asia.

La Nueva Ruta de la Seda, como lo hizo la antigua, debe conducir a un intercambio
de las expresiones más bellas de la cultura de todos los países participantes para
que tenga éxito. El verdadero significado de la cooperación ganar-ganar no es solo
el beneficio material de la infraestructura y del desarrollo industrial, sino el de
hacer el descubrimiento feliz en otras culturas de la belleza de su música clásica,
su poesía y su pintura, y al conocerlas, fortalecer nuestro amor por la humanidad
toda.

En la construcción del Puente Terrestre Mundial todas las naciones van a cooperar
en el estudio de cómo aplicar las leyes de la Noosfera al establecimiento de formas
duraderas de autogobierno. El desarrollo de las facultades mentales creativas de
todos los pueblos en todas las naciones, le dará a toda la humanidad el sentido de
unidad y propósito que hará a nuestra especie verdaderamente humana. Cuando
organicemos nuestras sociedades en torno al descubrimiento científico y artístico,
perfeccionaremos nuestro conocimiento sobre cómo podemos avanzar constantemente el
proceso de autodesarrollo de la humanidad, intelectual, moral y estéticamente, y
encontraremos nuestra libertad en la necesidad, ¡cumpliendo nuestro deber
apasionadamente!

biblioteca rafapal

Comments are closed.

shared on wplocker.com