Cinco clubes pertenecientes a uno de los países más endeudados de Europa, entre los finalistas de las competiciones europeas. Obviamente, esos clubes están endeudados… con Hacienda (750 millones de euros) y con los bancos privados (parece que el Athletic de Bilbao está saneado, pero del Madrid, no me lo creo). Pero MUY endeudados, tanto es así, que son las respectivas instituciones públicas regionales quiene, de hecho, los sostienen. Por supuesto, gracias a ello pagan más y consiguen mejores jugadores, con lo que pueden llegar más adelante en las competiciones internacionales.

Así que llega el gerente del Bayern de Múnich, alemán, y, con toda la razón del mundo, se pregunta: “resulta que nuestros bancos están rescatando al estado español y, con ese dinero, le pagamos los jugadores a los equipos que nos ganan!”. Desde el periódico inglés The Independent se habla de “Dóping financiero español… en un país con el 50% de sus jóvenes en paro”. (La alusión al dóping va por otro dóping, obviamente).

¿Acaso no tienen razón? El Real Madrid, de la capital de la endeudadísima España, tiene a Ronaldo, Kaká, Benzemá, Ozil y no sé cuantos fichajes Hiperreales más… con el dinero de Alemania (no te engañes, el Madrid se sostiene gracias a Cajamadrid/Bankia, que sobrevive gracias a las ayudas del Banco Central Alemán). ¡Y con ese dinero gana a los equipos de los países más solventes de Europa!

De risa, esto es de risa. Muy propio del Final de estos Tiempos. ¿Cuánto tiempo aguantarán los europeos que los clubes españoles les ganen… con su propio dinero!?