A unas horas de emprender un miniviaje a Venezuela (donde daré charlas en Valencia y Apure) y Colombia (de descanso), me da en la nariz que ha comenzado el proceso para la generación de la última de las banderas falsas (el ataque extraterrestre). Solo es una mera intuición, pero me da que  el extrañísimo avión caído sobre el Atlántico va por esos tiros… Entrad en mi página y buscad el vídeo de la Conspiración de Orión, y veréis.
Como regalo antes de desaparecer durante unos días de vuestras vidas, os envío la la conferencia de este ángel renacido de las violaciones y los abusos psicológicos, llamado Cathy O’Brien. Mi favorita de entre todas las princesas que se han atrevido a levantar la voz sobre los Iluminati y el Poder en la sombra. Y no es broma porque fue esclava sexual de varios presidentes norteamericanos y participó en orgías satánicas. En su libro “Trance Formation of America”, aclaró la información sobre las sectas satánicas que gobiernan Estados Unidos a través del mind control (MK Ultra). Solo como introducción, os contaré que salió de la prisión mental en la que vivía (y no es una metáfora) gracias a que un agente de la CIA se enamoró de ella y consiguió, mediante hipnosis, que afloraran todos los traumas que esos hijoputas le habían creado. A través de ésta, y de otras conferencias de Cathy O’Brien y otras víctimas de MK Ultra, llegué a la conclusión de que tanto George Bush, como Clinton, Cheney, y hasta Juan Carlos Borbón o su hijo Felipe, sufrieron abusos sexuales de pequeños. Esa es la explicación a la manera en la que hablan y viven, sin expresividad ni emotividad alguna, es decir, sin sentimientos.
Su poderío, su majestuosidad y su dignidad son, sin duda, el ejemplo de la fortaleza que tiene una Princesa de verdad.
Besos para Cathy, esté donde esté e inmensas gracias a la persona que tradujo estos vídeos.

Share and Enjoy:
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Facebook