No es el primer artista que ha desmitificado las canciones-fórmula pero sí, el que más lejos ha llegado. Y esto es así porque Aldo Narejos ha descodificado no sólo los acordes sino la fórmula misma de su armonía en este vídeo que se va a convertir en uno de los momentos memorables de nuestro “deslavado de cerebro”. Si los vídeos anteriores os gustaron, ¡esperad a ver éste! ¡Es loquísimo!

Es el comienzo de una investigación que supone el fin del software musical que nos gobierna: creo que todavía se podrá llegar más lejos y decodificar las emociones exactas que promueven estos “software musicales”.

En estos días voy a compartir unas horas con Aldo y la compañía de teatro a la que pertenece (los guiñoles que me entrevistaron el año pasado) pues me organizan el evento del día de los enamorados en Córdoba en el que descodifico la paranoia de la guerra de sexos (ver lugar y hora a la izquierda). Allí nos veremos.