El último informe Fulford aclara que la facción positiva de los servicios secretos, polícías y militares estadounidenses y planetarios ha sido quien no sólo ha liberado la información que desnuda la película “Atentado en la maratón de Boston” sino que un operativo del MI6 avisó de lo que iba a pasar a la embajada de Australia en Tokio, haciendo que el gobierno en la sombra tuviera que cambiar su inicial línea argumental (el culpable iba a ser un ultraderechista yanqui) por los pobres desgraciados chechenos que se han “comido el marrón” (Dios se apiade de ellos).
Otra buena noticia es que Japón, China y Corea del han conseguido evitar los planes sionistas para crear una guerra en esa parte de Asia y han comenzado los planes para reunificar las dos Coreas. El operativo judío Hoche ha sido puesto fuera de juego, lo mismo que Lord Sassoon.
Al tiempo, se han registrado movimientos contra Goldman Sachs en Corea del Sur aunque, por otro lado, el mercado del oro sufrió un claro manejo por parte de estas élites el pasado lunes, con ataques bajistas.
Otras informaciones de Fulford me parecen bastante arriesgadas al decir que la explosión en la planta química de Texas era un aviso a la familia Bush: una información que he leído pondera que esa empresa había iniciado un juicio contra le gigante de las semillas Monsanto, y esa sería la causa real. Fulford, sin embargo, sigue insistiendo que los rifles comienzan a apuntar a las familias Bush, Clinton y Reagan…
Lo que sí parece claro es que, a la luz de lo sucedido en Boston, y la gran victoria sobre la información oficial que ha supuesto, a partir de ahora nos vamos a enterar en TIEMPO REAL sobre los atentados. Es decir, si reaccionamos con rapidez, vamos a desmontar los atentados antes incluso que se genere el trauma consabido, que impide que la gente entre en razón sobre las inconsistencias de la versión oficial.
Podemos espera a partir de ahora: nombres, fotografías e incluso el momento en el que los verdaderos terroristas colocan las bombas.
Nuestros aliados, los “Caballeros Blancos” (personal gubernamental en contra de la dictadura sionista) han decidido reventar la verdad oficial según se vaya produciendo: hay gente buena en todos los estamentos que van a filtrar esos datos.
Nuestro trabajo será extenderlo a la menor brevedad posible y, en unos meses, los medios de comunicación oficiales (ya en la Unidad de Cuidados Intensivos, como os he ido contando) acabarán en la morgue, y con ellos, la legimitación del sistema.
¡Ánimo, que queda poquito!

Share and Enjoy:
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Facebook