[La "Conspiración de Bengasi", que puede derrocar a Obama, por alta traición, en español, de la web Aporrea].

Mucha atención a lo que cuenta el agente Tom Henegan que ha tenido que replicar su información en otro blog, tras los ataques que está sufriendo el anterior.
En su último informe detalla una guerra entre el FBI y el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) en el que el primero le acusa de haber dejado escapar del país al implicado en el atentado de la maratón de Boston, el saudita Abdul Rahman Ali Alharbi, vinculado a la fundación wahabi del Citibank “Asamblea Mundial de Jóvenes musulmanes”, con conexiones directas con el Mossad a través de la célula terrorista “Kurt Becker” de la NSA en Hamburgo, Alemania.
El director del FBI, Robert Mueller, habría dictado una orden en favor del máximo dirigente de los Marshall y el alto Magistrado de Boston contra el Ministerio de Justicia por haber violado los derechos constitucionales de, sospechoso checheno del atentado de Boston, Tsarnaev.
Los cargos del FBI se extienden al Departamento de Seguridad Nacional dirigido por Janet Napolitano por CONSPIRACIÓN Y OBSTRUCCIÓN A LA JUSTICIA AL NO HABER INFORMADO DE QUE EL DÍA DEL ATENTADO DE LA MARATÓN DE BOSTON SE CELEBRABA UN SIMULACRO DE ATENTADO O “BANDERA FALSA” DENOMINADA OPERACIÓN “guacamole” (WAK-A-MOLE).
Acto seguido, Henegan se mete con las televisiones norteamericanas, destacando el papel benefactor que ahora está jugando la CBS y la mentira (con consecuencias penales) de la CNN, acusando a los “periodistas” Wolf Blitzer, Erin Burnett, Piers Morgan y Anderson Cooper de ser agentes de los Bush y Clinton, y de haberse enriquecido en operaciones ilegales en la bolsa.
Mientras la CNN contaba que el Departamento de Seguridad Nacional se había hecho con el ordenador del joven checheno Tsarnaev, la CBS ha relatado, correctamente, que su cuñada, Katherine Russell, se lo dio a uno de sus amigos, que a su vez se lo entregó a los Marshall, y éstos, al FBI. La citada Russell era una agente doble del DHS, y también del FBI y de los servicios secretos rusos, que han organizado un “jaquemate” contra el DHS.
Actualmente, los militares norteamericanos tienen pruebas de que Napolitano está espiando correos electrónicos y llamadas de patriotas norteamericanos, así como intimidándolos con sus helicópteros negros Black Hawk, al mando de la compañía de mercenarios Blackwater, para intimidarlos.
Especialmente, el congresista por California Darrell Isa, que ha conectado los puntos sobre el ataque al consulado yanqui en Bengasi (Libia) y cuenta con los datos para incriminar a Hillary Clinton por alta traición, al haber detenido la ayuda de los marines a sus compatriotas.
Henegan acaba contando que la proporción de dinero real frente a derivados de los principales bancos mundiales es ¡10.000 VECES MAYOR DE LA QUE LLEVÓ AL CRASH DEL 2008″. ¡El Washington Times está informando del escándalo de Bengasi!
Hay que observar en estos días al comportamiento de las divisas japonesa, china, noruega y sueca, así como las actividades de los bancos eslovacos y húngaros, pues el crash de los derivados puede estallar por ahí.
PD: Es posible que “Tom Henegan” sea un génerico para estas informaciones que parten de los servicios de inteligencia yanquis y que la persona que actualizaba el otro blog haya tenido algún problema. Cuando me entere de lo que ha sucedido, os lo cuento.