Entender el fundamento último de la Ley que pesa sobre todos los seres humanos es, sin duda alguna, la cúspide de la pirámide la conciencia.
El registro de nacimiento, los “permisos” para hacer todo tipo de cosas y la misma asunción de que el Estado nos “da” una serie de derechos y libertades son las pruebas de que, en realidad, somos esclavos del Sistema, pues un Ser Humano Libre ni pide permiso, ni necesita registrarse, ni se le conceden derechos y libertades por la sencilla razón de que NACE LIBRE.
Los derechos, permisos, privilegios y libertades se les conceden a los presos, no a los Seres Libres. Un Ser Humano libre sólo puede ver coartada su Libertad si ha hecho daño a otra persona; si no hay daño para otro ser, nadie debe interferir en su Libertad.
Seguidamente, podréis profundizar en la cuestión gracias al comunicador ecuatoriano Johnny Quesada, creador de Quantum Leap TV, y una de las pocas personas en lengua castellana (junto a Miguel Rix) que está difundiendo el meollo de todos los problemas que soporta el Ser Humano: está regido por la Ley Marítima, es decir, el Derecho Mercantil, y no el Natural.
Se nota que Johnny ha estudiado el tema durante años porque lo tiene bien asimilado y lo explica con claridad: totalmente recomendable.
El único pero que le pondría reside en cuando casi que “se disculpa” por reconocer que la Ley Natural es la Ley Divina y nos remite a Dios: comprendo que Johnny teme ser confundido con los telepredicadores evangelistas pero… la verdad es la verdad. Paradójicamente, es Dios quien nos hace libres y nos va a ayudar a conseguir la libertad.
Mucha atención a este vídeo porque, como digo, es la llave de nuestra Libertad.

Share and Enjoy:
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Facebook