Si bien es cierto que existen otras 25 instalaciones similares repartidas en el mundo, la noticia de que el sistema de antenas HAARP de Alaska cerró el pasado mes de mayo no deja de ser una excelente novedad. Y lo es por lo que significa: aunque se cuenta que se ha cerrado por causas medioambientales, el hecho de que fueran los militares (fuerza aérea y naval) quienes lo gestionaran, es una prueba de que el nuevo ministro de Defensa, Chuck Hagel, está claramente de parte del Bien. Aunque, como digo, quedan otros sistemas similares todavía en funcionamiento, podremos cotejar en los próximos meses si los sistemas de geoterrorismo (ataques climatológicos) se han puesto bajo control. [Una información que me acaba de llegar, revela que las instalaciones han sido compradas por una entidad misteriosa].
Si así lo fuera, podríamos sumar esta victoria a la cercana desarticulación de la NSA; los documentos revelados por Snowden que prueban el generalizado espionaje han generado un aluvión de demandas de las organizaciones de derechos civiles que deberían acabar, no sólo con el gobierno Obama sino con la propia agencia.

Michael Aquino junto a Levay y Sammy Davis Jr

Michael Aquino junto a Levay y Sammy Davis Jr

Y en este punto me gustaría recordar que la NSA (fundada para investigar el contacto ET) fue dirigida durante un tiempo por el General Michael Aquino, fundador de la Iglesia de Satán, tras desligarse de su mentor Anton Levay, también miembro de la NSA, fundador de la también satánica Iglesia de Seth, y a su vez discípulo de Aleister Crowley. Es decir, que más allá del control por medio del espionaje, estamos ante una organización claramente luciferina cuyo fin es controlar las mentes de los seres humanos. Creo que no soy el único que sostiene que también a través de las antenas del HAARP se está realizando control mental MK Ultra, así que la toma de control sobre estos dos proyectos/organismos significará un despertar de la población.
Después de ellos, obviamente, le tendrá que llegar el turno de la limpieza al DARPA, la CIA y el FBI y, por fin, la NASA y la más secreta de todas las organizaciones, el MJ-12 (Majestic Jehová 12) que es la que capitaliza el secreto extraterrestre, las bases subterráneas de utilización conjunta (ETs+humanos) y, por supuesto, el programa especial secreto, el cual la NASA es una mera tapadera.
Si nos atenemos al último mensaje de Sheldan Niddle por boca de la Federación Galáctica esto último ya ha ocurrido, y no sólo eso, asegura que las nuevas leyes de gobernanza mundiales, incluido el sistema basado en oro, están prácticamente listas.
La sensación compartida de que es sólo cuestión de meses (o semanas) para que todo se materialice en las ansiadas paz y abundancia es compartida por Benjamin Fulford, cuyo último mensaje tiene un tono sereno y seguro de que la partida ya está ganada y, para apoyarlo, describe la lista de altos mandatarios Iluminati depuestos en los últimos meses, con especial mención al judío Marc Rich, una de cuyas tareas fue cambiar los lingotes de oro de la Reserva Federal por barras de tungsteno. También resalta la dimisión de la directora de Seguridad Interna, Janet Napolitano, porque quería provocar una guerra racial a cuenta de la absolución del joven negro asesinado por el guarda de seguridad, Zimmerman. En el titular, Fulford anuncia que seguirán rodando cabezas y, más adelante, cuenta que la principal discrepancia entre las dos grandes facciones que dirigen este cambio es si “eliminar a las líneas sanguíneas de las 13 familias Iluminati” cuando se haya conseguido la victoria o ser magnánimos con ellos.
Seguramente, la prueba más palpable de que los sionistas han perdido el control es Siria, donde los “rebeldes laicos” se han quejado a Gran Bretaña de que no les han enviado armas (señal de que están dejando morir la “invasión/rebelión”), al tiempo que los islamistas dicen estar preparados para declarar un estado islámico en la minúscula región del país que controlan y que sólo es el último acto de cara a la galería antes de que sean derrotados.
En estas coordenadas, será bueno recordar que el maestro José Argüelles, impulsor de las profecías mayas, dejó dicho antes de morir que “la nueva rejilla electromagnética de la Tierra” (las nuevas estructuras) se conformaría en los 216 días (6x6x6) posteriores al 21 de diciembre. Es decir, hasta el 25 de julio del 2013…
Si repasamos los acontecimientos habidos en estos últimos meses, y recordamos “las promesas” de cambio de esa mítica fecha, en realidad se puede intuir que todo está sucediendo de acuerdo a lo profetizado.
PD: Se quema el antiguo palacio de los Rothschild en París.