Continúo con la serie de interesantes comentarios sobre la Mujer actual, que me han llegado a cuenta de la frase de Osho. Alguien me preguntaba hace unos días que diera mi propia opinión sobre el tema: aunque todas las que he publicado tienen partes con las que me identifico, la de Miguel que os copio a continuación es tan cercana a la mía misma que es como si la hubiera escrito yo mismo…

Voy a compartir contigo mi particular visión del tema.

La sensación de “poder” que no quiere perder la mujer actual, sobre todo las chicas más jóvenes, no es un “poder” como tal, sino más bien una falsa sensación de autocontrol ante el desmadre en el que se han convertido las relaciones personales ante los móviles, el whassap o el Facebook.


La imagen de mujer moderna, independiente, autosuficiente y sexualmente liberada, acarrea una serie de comportamientos que se están copiando de ese falso referente que vende la MTV, Telecinco…

El 90% de mujeres que conozco están totalmente desquiciadas ante la falta de iniciativa del hombre actual. Son bombardeadas con sms, mensajes en el Facebook o correos al Hotmail. Desde los doce años tienen una colección de chicos detrás. Lo cual propicia que cualquier niña pueda endiosarse desde la pubertad.


Pero la naturaleza es sabia y al final termina poniendo a todo el mundo en su sitio, me explico. El comportamiento natural de una mujer no es el de manejar a su antojo a siete u ocho pagafantas simultáneamente vía on-line, al igual que el comportamiento natural de un hombre no es estar “metiendo fichas” a través de un teléfono móvil. Un hombre quiere conquistar un castillo y protegerlo. La mujer quiere ser conquistada sin prisas y con exclusividad, sentirse protegida y querida.


El instinto natural de una mujer le impide sentirse atraída sexualmente por hombres con un comportamiento infantil y arrastrado. Una mujer se siente atraída por un comportamiento masculino. ¿Entonces dónde está el problema?


El problema es que los papeles se han invertido. Ahora son ellas las que desde muy pequeñas eligen a un hombre poco masculino entre todas las opciones que tienen en el whassap o en el Facebook. Evidentemente ninguno les convence y van saltando de uno a otro. Eso genera una falsa sensación de “poder”, ¿por qué? Porque a la larga esto las hace sentirse intimidadas por los hombres que tienen un comportamiento masculino y sienten pánico de pensar que un hombre con un mínimo de iniciativa y de independencia no quiera saber nada de ellas al poco de conocerlas.


Y luego llega el tema del sexo… ¿Cómo se comporta un hombre poco masculino en el sexo? Pues justo al revés de lo que quiere una mujer. Claro, que a ellas les han lavado el cerebro para que imiten comportamientos como el de Snooky (Jersey Shore) y salten de cama en cama. A la larga nos encontramos chicas que saben manejar muy bien su energía sexual pero solo delante de chicos maleables y poco masculinos. Antes de los 25 años pueden tener un currículo sexual envidiable en cantidad pero lamentable en calidad (no sé si me explico).


Esta es el día a día actual en las relaciones personales. Es verdad que algunas mujeres cambian de perspectiva cuando el instinto maternal llama a su puerta, pero solo en determinadas ocasiones.


Abrazos!!


Miguel.b.g