El “Baile final” ha comenzado.
La fase final de la Revelación que conecta, como sabéis, con el principio (la Paranoia Prefabricada que justificó los cacheos en los aeropuertos) parece haber comenzado ya.
Resulta muy significativo que sean la web oficiosa de los militares patriotas yanquis (Veterans Today) y el canal de noticias ruso Rusia Today quienes publiquen al unísono las primeras evidencias de que el gobierno de Estados Unidos ha seguido financiando y armando al enemigo que dio justificación a su “guerra contra el terror”.
En este caso, es nada menos que el Inspector General para la Reconstrucción de Afganistán, un tal John Sopko, que muestra su impotencia ante los bomberos que encienden los fuegos con estas palabras: “Estoy profundamente preocupado de que los militares estadounidenses puedan perseguir y hasta matar a los terroristas y sus partidarios, pero al mismo tiempo no podemos evitar que estas mismas personas firmen contratos gubernamentales [con ellos]“.

Pero no sólo eso, ayer mismo publicaba Rusia Today que los agentes de la CIA en Libia están pasando pruebas de polígrafo (por si mienten) en la investigación que se lleva a cabo sobre el oscurísimo ataque a la embajada USA en Bengasi. De momento, ya se ha demostrado que los famosos misiles de Gadaffi que no se sabía donde estaban, fueron enviados por la CIA… ¡A Siria! ¿Quizás a las fuerzas de Al Qaeda?
Si recordáis las noticias publicadas en esta misma web durante las últimas semanas (y días), estos son, PRECISAMENTE, los datos que prepararán la caída del régimen sionista en los Estados Unidos y allanarán el camino para la revelación sobre lo que ocurrió aquel fatídico día de septiembre del 2001.
Quizás (quizás) todavía pasen muchas cosas de aquí a esa fecha. ¿Quién sabe?