Dado que los ataques sobre mi página impidieron explicar correctamente lo que los servicios secretos rusos (a través de Sorcha Faal) cuentan sobre la desaparición del avión malayo, os resumo los datos que aportan.

Primeramente, el avión era seguido tanto por los chinos como por los rusos porque sabían que llevaba un cargamento peligroso a bordo (nuclear o bacteriológico) procedente de las islas Seychelles a cargo de la empresa Maersk Alabama, razón por la cual los controladores aéreos chinos iban a desviar su aterrizaje a un aeropuerto diferente. Dos agentes especiales encargados de vigilar el envío habían muerto días antes, señal de que algo raro estaba pasando.

Los rusos dicen que el avión fue desviado a la base USA de Diego García, situada en un atolón del Índico, porque disponía de un sistema para manejar esa nave a control remoto. Lo que no tiene explicación es que los sistemas de telecomunicaciones se detuvieran: la presencia en la nave de algunos expertos en estos sistemas podrían dar un sentido a este dato.

Las fuentes rusas que dicen informar a Sorcha Faal afirman que nada más ser desviada la aeronave a la Base de Diego García, científicos especialistas en guerra biológica de Estados Unidos y China aterrizaron en la citada base en cuatro vuelos diferentes, señal de que el paquete contenía algún tipo de virus y, por tanto, se impidió que se dispersara en China. ¿Evitaron así una nueva gripe aviar?

 

Share and Enjoy:
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Facebook