Lo dicho, en este final de los Tiempos, todo se va a saber.

No sé cuál noticia de las tres últimas que he puesto es más increíble. Probablemente, por encima del contacto ET y el descubrimiento del Arca de Noé, conocer que la organización ecologista más importante del mundo es financiada por la petrolera Exxon y una fundación de la familia Rockefeller entre otros magnates-mangantes. Estos impepinables datos han salido a la luz  a través del proyecto Activist Cast, dependiente de una organización de consumidores norteamericana, que vigila la procedencia de las donaciones a ONGS. El resultado de la investigación sobre Greenpeace desvela que entre los años 2000 y 2008, la familia Rockefeller ha donado a Greenpeace 1’15 millones de dólares. El mangante Ted Turner, propietario de la CNN, ha donado a Greenpeace medio millón de dólares en los últimos años.

Si todavía os preguntabais por qué Greenpeace no habla de la Energía Libre ni de los chemtrails, la respuesta es: Está dirigida por aquellos a los que dice combatir.

Si os preguntabais quién deja pasar a los “activistas” de Greenpeace a las cumbres sobre el clima o demás saraos (véase, la autodetención del líder de Greenpeace España, López de Uralde), para montar el consabido circo que no lleva a ningún lado la respuesta es: LA FAMILIA ROCKEFELLER.

Adiós, Greenpeace, esto es el final de vuestra mentira (que me creí durante los diez años en los que fui socio). Antes de que acabe el año, Greenpeace habrá desaparecido. Por mucho que censuren esta noticia, llegará a las buenas personas que están siendo engañadas vilmente por seres sin escrúpulos.