Muchas veces me preguntáis últimamente cómo es que tengo tanta confianza en nuestra victoria. La respuesta a esa pregunta es que hace 10 años que conozco la información que vais a leer a continuación, gracias a la traducción de Asun, Preston y un servidor.
No hay otro tema más censurado ni más polémico ni más importante ni más crucial para el destino de la especie humana del Planeta. Por eso la pongo en el día de los Iluminati. Porque es su tumba.
Tomaos un tiempo en leerla y reenviadla en inglés o en castellano.
En el momento en que suficiente gente la conozca, la mutación se producirá en el Planeta. [Como curiosidad, no me deja reenviar la noticia correctamente en Facebook; es la primera vez que me pasa].

NESARA; LA LLAVE DE LA LIBERACIÓN DEL SER HUMANO

Para que no lo olvidemos, hagamos un repaso de la actividad criminal que rodea a nuestro actual dilema en lo que concierne al NESARA.

La historia oficial, y la verdadera historia de NESARA es una lectura larga pero merece la pena leerla. Este cambio comenzó a mediados de los años 70 cuando el Federal Land Bank (Banco Federal de la Tierra)ejecutó ilegalmente las hipotecas de los granjeros por todo el Medio Oeste. En cada uno de estos casos,los granjeros fueron estafados por los bancos con el consentimiento de la Reserva Federal. Estas causas judiciales acabarían por ser conocidas como el Programa de Reclamaciones Agrario.

En 1978, un anciano granjero, propietario de un rancho en Colorado, adquirió una granja con un crédito del Federal Land Bank. Tras su muerte, la propiedad pasó a manos de su hijo, Roy Schwasinger Jr.,que era un general del ejército retirado. Poco después,un agente del Federal Land Bank y otro de los U.S. Marshalls (una agencia paramilitar al servicio del gobierno http://www.usmarshals.gov/) aparecieron en su propiedad y le informaron de que el banco había ejecutado la hipoteca de su granja y que tenía que abandonarla en un plazo de 30 días. Sin saberlo él, su difunto padre había firmado una cláusula que devolvía la propiedad al Federal Land Bank en caso de que el prestatario falleciese.

Indignado, Roy Schwasinger interpuso una demanda judicial ante el Tribunal Federal de Denver. Pero el caso no llegó muy lejos y fue sobreseido debido a un fallo de procedimiento. Ese fue lo que llevó a Roy Schwasinger a investigar a fondo el funcionamiento interno del sistema bancario. En 1982 se le concedió un contrato por parte del Senado norteamericano y posteriormente por parte del Tribunal Supremo para investigar el fraude bancario. Pero debido a que debía cumplir la orden de secreto de estado, no se le permitió contar a los medios de comunicación lo que descubrió. A finales de los 80, empezó a compartir la información que tenía con otras personas, incluyendo militares de alto rango que le ayudaron a interponer una demanda judicial colectiva contra el Gobierno Federal.

La primera serie de estas demandas empezó a mediados de los 80 cuando William y Shirley Baskerville de Fort Collins, Colorado, se vieron implicados en un caso de bancarrota con el First Interstate Bank de Fort Collins, que estaba intentando ejecutar la hipoteca de su granja. En un restaurante, su abogado les informó de que ya no podría continuar ayudándoles y simplemente se marchó. Al oir la conversación por casualidad, Roy Schwasinger les ofreció su consejo sobre cómo llevar a cabo el proceso de apelación ante el tribunal de comercio. Así que, en 1987, iniciaron la apelación(Caso Nº.87-C-716) en el Tribunal Federal del distrito de Colorado.

El 3 de noviembre de 1988, el Tribunal Federal de Denver sentenció que los bancos sí habían estafado a los Baskerville y procedió a revertir la decisión de bancarrota. Pero cuando la propiedad embargada no se les devolvió, iniciaron un nuevo proceso judicial. Finalmente, otros 23 granjeros, propietarios de ranchos, e indios que habían sido timados por los bancos de la misma manera, se unieron al caso.

En estos casos, los bancos estaban embargando las propiedades usando métodos fraudulentos tales como un cobro exhorbitante de intereses, ejecución ilegal de la hipoteca, o no computando los pagos mensuales de la hipoteca en sus cuentas como deberían haberlo hecho, sino que en lugar de eso, robaban los pagos mensuales para ellos mismos, con lo cual provocaban el embargo de la propiedad.
Cuando se les acabó el dinero, continuaron su lucha sin la ayuda de los abogados. Con algo de asesoramiento por parte del sindicato de granjeros, una nueva demanda fue interpuesta contra el Federal Land Bank y el Farmers Credit System (sistema de créditos agrarios)(1) Caso Nº 92-C-1781.

El Tribunal del Distrito falló a su favor y ordenó a los bancos que devolvieran las propiedades robadas con la ayuda, bien de los Federal Marshalls, o de la Guardia Nacional. Pero al no recibir pago alguno, los granjeros se declararon en bancarrota involuntaria contra el Federal Land Bank y el Farmers Credit System. Los bancos apelaron su caso insistiendo en que ellos no eran una empresa, sino una agencia federal, y por tanto a ellos no les correspondía la responsabilidad de compensar por daños y perjuicios.

Por tanto, el equipo legal de los granjeros adoptó una nueva estrategia. Según los estatutos del Federal Land Bank de 1933, el banco no puede conceder créditos directamente a quienes lo soliciten, sino solamente participar como aval de los créditos en caso de impago. Dado que el Federal Land Bank había infringido esa norma, los abogados de los granjeros pudieron demandar con éxito al banco por daños y perjuicios.

Empezó a saberse lo que había sucedido con el caso; el equipo legal les enseñó a otros cómo litigar contra los embargos y cómo ayudar también a interponer las demandas(Caso Nº93-1308-M).Celebridades como Willie Nelson se unieron a la causa y ayudaron a recaudar dinero durante sus conciertos “Farm Aid” (ayuda a las granjas). Aquí está un corto video de Willie Nelson describiendo con sus propias palabras la cadena de acontecimientos que desembocaron en las demandas judiciales presentadas por los granjeros….

El caso Baskerville se había convertido ahora en la Demanda Colectiva de Reivindicaciones Agrarias (Farmer Claims Class Action Lawsuit). Preocupados por las ramificaciones legales, el gobierno tomó represalias contra los granjeros, golpeándoles bien con un aumento escandaloso del impuesto sobre la renta (IRS), o bien encarcelando a los abogados que los defendían en base a acusaciones frívolas y no relacionadas con el caso. Cuando los granjeros se dieron cuenta de que estaban siendo acosados injustamente, hicieron sentarse en la sala del tribunal a generales del ejército como Roy Schwasinger para asegurarse de que los jueces sobornados votasen de acuerdo con la ley constitucional.

Los granjeros, que ahora contaban entre sus filas con un nutrido grupo de gente experta en temas legales, interpusieron una nueva demanda para solicitar compensación por los daños y perjuicios adicionales derivados de las actividades crediticias fraudulentas del Sistema de Créditos Agrarios (Farmers Credit System).

El gobierno intentó llegar a un acuerdo, pero ya habían perdido muchos casos y ahora también estaban perdiendo las apelaciones. Cada vez aparecían más y más pruebas. Según la Ley Nacional Bancaria (National Banking Act)todos los bancos están obligados a depositar sus estatutos en las Oficinas Federal y Estatal de Registro (Federal and State Bureau of Records),pero ninguno de los bancos había cumplido con esta normativa, lo cual permitió al equipo legal de los granjeros demandar al Sistema de Créditos Agrarios. El Sistema de Crédito Agrario no era el único que carecía de una autorización ,establecida en sus estatutos, para hacer negocios con la Asociación Bancaria Americana (American Banking Association)sino que tampoco la tenían otras organizaciones cuasi-gubernamentales como la Administración Federal de Vivienda (Federal Housing Administration)el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbanístico(The Department of Housing and Urban Development)e incluso la Reserva Federal (Federal Reserve Bank).

La demanda colectiva de los granjeros fue expulsada de los tribunales en cada etapa del proceso judicial, y los registros destruidos a propósito. Así que a principios de los años 90, Roy Schwasinger llevó el caso ante el Tribunal Supremo de los Estados Unidos. Parte del sumario de este caso está bajo secreto judicial, pero actualmente se puede acceder a la mayoría del contenido.

Casi unánimemente, los jueces del Tribunal Supremo de EEUU sentenciaron que las reivindicaciones de los granjeros eran totalmente VALIDAS, por tanto,todas los embargos realizados por el Sistema de Crédito Agrario eran ilegales y todos aquellos cuyas hipotecas fueron ejecutadas tendrían que recibir compensación por daños y perjuicios. Además, sentenciaron que el Gobierno Federal Americano y los bancos habían estafado a los granjeros, y a todos los ciudadanos norteamericanos, enormes cantidades de dinero y propiedades.

Y lo que es más, el tribunal sentenció la escalofriante verdad de que el IRS (Income Revenue System), o impuesto sobre la renta, era un trust (asociación de empresas) puertorriqueño y que por tanto la Reserva Federal era ilícita, que la enmienda del impuesto sobre la renta había sido ratificada solamente por cuatro estados, y por tanto no era una enmienda legal, que la normativa del IRS no había sido promulgada dentro del contexto de la ley positiva (“Positive Law”)y dentro de el Código de Reglamentos Federales (Code of Federal Regulations), y cómo el gobierno norteamericano había embargado ilegalmente los hogares de los granjeros, con ayuda de las agencias federales.

*Positive Law (Ley Positiva)
Leyes que han sido promulgadas por una rama del gobierno debidamente instituida y reconocida.

Un agente de la CIA retirado presentó pruebas irrefutables.Proporcionó testimonios y registros de las actividades ilegales de los bancos para aportar más evidencias de que las reclamaciones de los granjeros eran de verdad legítimas. Las implicaciones de tal decisión fueron profundas. Todo el oro, la plata y los títulos de propiedad apropiados por la Reserva Federal y el IRS, debían ser devueltos al pueblo.

El equipo de abogados buscó la ayuda de un pequeño grupo de benévolos visionarios del que formaban parte políticos, generales del ejército y gente de negocios que llevan trabajando en secreto para restaurar la Constitución desde mediados de los años 50. De algún modo, dentro de sus filas, un general de cuatro estrellas recibió un “título” y el “receptor” del original de la Bancarrota de los Estados Unidos de 1933. Cuando se llevó el caso ante el Tribunal Supremo de los EEUU, fallaron a su favor, dándole al general del ejército la titularidad sobre los Estados Unidos, S.A. Las siguientes acciones legales se pusieron en manos del Comité Financiero del Senado (Senate Finance Committee) y del senador Sam Nunn, que estaba trabajando con Roy Schwasinger. Con la ayuda de una presión política encubierta, el presidente George H.W.Bush emitió una orden ejecutiva (a)el 23 de octubre de 1991, que proporcionaba una provisión que permitía a cualquiera que demandara al gobierno federal recibir compensación económica, siempre y cuando la demanda estuviera dentro de las normas del formato original del caso.

(a) Executive Order No. 12778 Principles of Ethical Conduct for Government Officers and Employees; October 23, 1991 (Orden Ejecutiva nº12778 Principios de Conducta Etica para los Miembros y Empleados del Gobierno; 23 de octubre, 1991)

Según la Ley de la Reserva Federal de 1913 (Federal Reserve Act) todas las deudas actuales y futuras contra el Tesoro de los Estados Unidos deben ser asumidas por la Reserva Federal. De esta manera, el equipo legal de los granjeros pudo utilizar esa orden ejecutiva no solamente para obligar a la Reserva Federal a pagar daños y perjuicios en una divisa que estuviese respaldada por el oro, sino que también les permitió adquirir la propiedad legal sobre la bancarrota de los Estados Unidos, S.A.

Para conseguir la indemnización por daños y perjuicios, los abogados de los granjeros utilizaron un apartado adjunto a la 14ª Enmienda bastante críptico y que la mayoría de la gente no conoce. Después de la guerra civil, el gobierno permitió a los ciudadanos reclamar indemnizaciones económicas para cualquiera que hubiera sido perjudicado como resultado del fracaso del Gobierno Federal en proteger a sus ciudadanos de cualquier agresión o daño perpetrado por un gobierno extranjero. El presidente Grant se encargó de que este documento adjunto quedase fuera de la vista del público, pero de alguna manera, alguno de los componentes del equipo legal de los granjeros se hizo con él.

Si has escuchado esto con atención, especifica que sean daños perpetrados por un gobierno extranjero. Ese gobierno extranjero es el gobierno federal corporativo, que ha estado haciéndose pasar por el gobierno constitucional ante los ciudadanos. Recuerda que esto se remonta a la Ley Orgánica de 1871 (Organic Act) y a la Ley de Comercio con el Enemigo de 1933 (Trading with the Enemies Act), la cual definió a todos los ciudadanos como combatientes enemigos bajo el sistema federal conocido como los Estados Unidos. Los jueces y el equipo legal de los granjeros reconocieron lo malvado y corrupto que se había vuelto nuestro gobierno federal, y para contrarrestar esto, añadieron algunas provisiones en el acuerdo para volver a tener al gobierno bajo control:

a.En primer lugar, los granjeros deberían cobrar en una divisa legal respaldada por el oro y la plata, tal como dicta la Constitución. Esto eliminaría la inflación y los altibajos de los ciclos económicos creados por el sistema de la Reserva Federal.

b.En segundo lugar, serían obligados a regresar la ley común en lugar de atenerse la ley del almirantazgo bajo las banderas con flecos dorados. Bajo la ley común, si no se ha perpetrado ningún daño ni perjuicio, entonces no existe infracción de la ley. Esto eliminaría millones de leyes que se utilizan para controlar a las masas y proteger a los políticos corruptos.

c. Por último, el IRS tendría que ser desmantelado y reemplazado por un sistema nacional de impuestos. Esta es la base de la ley NESARA.

Cuando el equipo legal finalmente acordó una cifra, cada individuo recibiría una media de 20 millones de dólares de indemnización por cada demanda. Multiplicado por un total de 336.000 demandas que fueron interpuestas contra el Gobierno Federal Norteamericano, el total de la indemnización ascendería a la escalofriante cifra de 6.600 billones de dólares ($6.6 trillion dollars)

Nota de la traductora:En EEUU un billón son mil millones, y un trillón es un millón de millones, por tanto, sus trillones son nuestros billones.

El Tribunal Supremo de los EEUU, ordenó el secreto de sumario, eliminó toda la información del Registro Federal, y guardó todos los registros en los archivos del Tribunal Supremo. Hasta ese momento, el senador Sam Nunn había guardado los documentos del Caso Baskerville en su oficina. Se llegó a un acuerdo fuera de los tribunales y la decisión fue sellada por Janet Reno. Puesto que el caso está sellado, los demandantes no tienen permiso para compartir documentos judiciales con los medios de comunicación sin infringir el acuerdo, pero aún así pueden hablarle a otros ciudadanos acerca del caso. Esta es la razón por la cual tú probablemente no te hayas enterado de todo esto.

En 1991 Roy Schwasinger compareció ante un comité del senado para presenter pruebas de las actividades delictivas de los bancos y de los gobiernos. Les informó de que la corporación de los Estados Unidos estaba vinculada al establecimiento de un Nuevo Orden Mundial que establecería un gobierno mundial fascista gobernado por los banqueros internacionales. Así que en 1992 se reunió un grupo operacional de más de 300 militares retirados y 35 en activo que apoyaban incondicionalmente la Ley Constitucional.*

Este grupo de trabajo se encargaba de investigar a los funcionarios gubernamentales, oficiales del Congreso, jueces, y la Reserva Federal.
- Jefe de Operaciones Navales, Admiral Jeremy Boorda
- General David McCloud
- Ex Director de Inteligencia Central, William Colby
Descubrieron la práctica común de soborno y extorsión cometidos por ambos senadores y jueces. La actividad delictiva era tan rampante que sólo 2 de los 535 miembros del Congreso se consideraban honestos. Pero lo más importante es que llevaron a cabo, por primera vez, una auditoría de la Reserva Federal.
La Reserva Federal era utilizada para dar órdenes a los políticos y no tenían ninguna intención de ser auditados. Sin embargo, después que se les informó que sus oficinas serían asaltadas a punta de pistola por militares si era necesario, aceptaron la investigación. Después de revisar sus archivos los militares encontraron 800 trillones de dólares en cuentas que deberían haber sido aplicados a la deuda nacional. Y, contrariamente a la propaganda del gobierno federal, también descubrieron que la mayoría de las naciones, de hecho, debían dinero a los Estados Unidos en lugar de ser al revés.
Estos trillones, a continuación se colocaron en cuentas de bancos europeos, con el fin de generar los enormes fondos necesarios para pagar las demandas colectivas de los agricultores, después este dinero se tenía que convertir en la base de los programas de prosperidad.
A pesar de estos golpes mortales, el presidente George H.W. Bush y los Illuminati continuaron con sus planes de esclavitud mundial.
En agosto de 1992 los militares exigieron al Presidente Bush que firmara un acuerdo que iba a devolver a los Estados Unidos el derecho constitucional, y se le ordenó que no usara más el término Nuevo Orden Mundial. Parecía que Bush pretendía cooperar, pero planeó una Orden Ejecutiva el 25 de diciembre de 1992 para lograr su Nuevo Orden Mundial de todos modos, la cual habría cerrado de forma indefinida todos los bancos, dando a Bush una excusa para declarar la ley marcial.
Bajo el caos de la ley marcial, Bush pretendía instalar una nueva constitución que habría mantenido a todo el mundo en el mismo cargo y posición durante 25 años, y habría eliminado todos los derechos para elegir a nuevos funcionarios. El ejército intervino e impidió que Bush firmara la orden ejecutiva.
En 1993, miembros de la Corte Suprema de Justicia, algunos miembros del Congreso y representantes del gobierno de Clinton, se reúnen con altos mandos militares de Estados Unidos que exigían un retorno a la ley constitucional, reformas del sistema bancario, y una compensación financiera. Se pusieron de acuerdo para crear una granja de procedimientos de reclamación que permitiría a un equipo legal establecer reuniones por todo el país, a un nivel de base, para ayudar a otros expedientes de reclamación y para educarlos sobre la demanda.
Se podía hacer una reclamación de daños por cualquier préstamo concedido por una institución financiera y por todos los intereses pagados; las ejecuciones hipotecarias; los honorarios del abogado y el tribunal; los impuestos del IRS o gravámenes; bienes raíces y los impuestos de propiedad; estrés mental y emocional causado por la pérdida de una propiedad; el estrés y problemas y enfermedades relacionadas con él como el suicidio y el divorcio; e incluso órdenes de encarcelamiento y libertad condicional también podían ser reclamadas.
Sin embargo, el gobierno de Clinton socavó sus esfuerzos en exigir que las demandas agrícolas utilizaran un formulario específico diseñado por el gobierno. Éste imponía una cuota administrativa de 300 dólares por cada reclamación, y fue utilizado más adelante, en el año 1994, como base para detener a los líderes del equipo legal como Roy Schwasinger.
El gobierno tenía tanto miedo de lo que dirían durante su juicio en Michigan, que tomó medidas adicionales para ocultar la verdadera naturaleza del caso. A los empleados del Condado del palacio de justicia no se les permitió trabajar de lunes a jueves durante el curso del juicio. Y fuera de la corte, agentes del FBI rondaban por el perímetro evitando que los medios de comunicación y los visitantes supieran lo que estaba pasando.
El acoso y las represalias por parte del gobierno aumentaron, y muchos fueron enviados a prisión o asesinados en la cárcel. A pesar de estar protegido por su personal militar, del general del ejército que adquirió el título original de 1933 sobre la bancarrota de los Estados Unidos fue encarcelado, asesinado y reemplazado por un doble. Este doble fue utilizado como señuelo para evitar cualquier otra reclamación  presentada.
Durante la primera administración Clinton, los militares retrasaron muchos de los nombramientos federales de Clinton hasta que estuvieron seguros que estos individuos ayudarían a restablecer la ley constitucional. Uno de estos individuos que se comprometió a llevar a cabo los cambios necesarios fue la Fiscal General Janet Reno.
De acuerdo con la sentencia del Tribunal Supremo del 3 de junio de 1993, Janet Reno ordenó a la Fuerza Delta y los Navy Seals que fueran a Suiza, Inglaterra e Israel para recuperar trillones de dólares en oro robado por el Sistema de la Reserva Federal de las reservas de oro estratégicas. Estas naciones cooperaron con el allanamiento porque se les prometió que sus deudas contraídas con los Estados Unidos serían canceladas, y porque la gente que robó el dinero de los Estados Unidos también robó el dinero de sus naciones.
Estos lingotes tenían el propósito de ser usados para respaldar la nueva moneda con metales preciosos. Ahora están con seguridad almacenados en el Complejo de Norad en Colorado Springs, Colorado, y otros cuatro  repositorios. La acción de Janet Reno enfureció tanto al poder de turno, que provocó su muerte. Ella fue sustituida por un clon que fue el responsable del encubrimiento de los diversos escándalos de Clinton.
Para mantener al Secretario del Tesoro de los EE.UU., Robert Rubin, en la línea, él también fue clonado. Para el resto de su mandato tanto Reno como Rubin recibieron sus salarios desde el Fondo Monetario Internacional como agentes extranjeros, y no del Tesoro de los EE.UU. A pesar de estas acciones, el equipo legal continuó con su lucha y gestión para evitar el derramamiento de sangre y una gran revolución.
Después de 1993, el nombre del proceso de las reclamaciones de agricultor fue cambiado a ”Bank Claims”. Entre 1993 y 1996, la Corte Suprema de Justicia de U.S.  requirió a los ciudadanos de Estados Unidos registrarse a “Bank Claims” para cobrar los daños y perjuicios, pagados por el Departamento del Tesoro de EE.UU. Este proceso se cerró en 1996.
Durante este tiempo, la Corte Suprema de Justicia de EE.UU. asigna uno o más jueces para monitorear el progreso de las sentencias. Requirieron la ayuda de expertos en economía, sistemas monetarios, banca, gobierno constitucional y ley, y de muchas otras áreas relacionadas. Estos jueces construyeron coaliciones de apoyo y asistencia a miles de personas en todo el mundo; se les conoció como los “Caballeros Blancos”. El término “Caballeros Blancos” fue tomado del mundo de las grandes empresas. Se refiere a una compañía vulnerable que es rescatada, por una corporación o una persona rica, de una adquisición hostil.

Para implementar los cambios necesitados, los cinco jueces emplearon años negociando cómo tendrían lugar las reformas. Más tarde, decidieron establecer algunos acuerdos, también conocidos como los “Acuerdos”, con el gobierno de Estados Unidos, el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial, y con numerosos países como el Reino Unido y de la zona euro. Dado que estas reformas impactarían al mundo entero, el FMI, el Banco Mundial y otros países tenían que estar involucrados.
La reformas requieren que la Reserva Federal sea absorbida por el Departamento del Tesoro y la actividades fraudulentas de los bancos deben ser detenidas y debe ser realizado el pago, en virtud de pasados daños.
En 1998, los militares que estuvieron en el origen de las reclamaciones de los granjeros se dieron cuenta de que los jueces del Supremo no tenían intención de hacer cumplir los Acuerdos, por lo que decidieron que la única forma de implementar las reformas sería a través de una ley aprobada por el Congreso. En 1995, un documento de 75 páginas conocido como NESARA (La Ley para la Reforma de la Seguridad Económica) fue enviada al Congreso, donde reposó, inerte, durante casi un año.
Por la noche del 9 de marzo del año 2000, un llamado escrito al quorum fue entregado en mano a 15 congresistas del Senado y el Congreso que eran patrocinadores y copatrocinadores de la ley. Fueron inmediatamente escoltados por los Delta Force y los Navy Seals (cuerpos de élite) a sus respectivas salas de votación donde aprobaron NESARA.
Estos quince congresistas eran las únicas personas legalmente con capacidad para tomar ese cargo, según el 13 artículo de la Constitución Norteamericana. Recuerda que los soldados británicos quemaron los documentos de los título nobiliarios en 1812 para evitar que ningún noble inglés participara en el gobierno de la secesionista república USA.
NESARA es la reforma más rompedora que limpia, no sólo Estados Unidos sino el Planeta entero, en toda su historia. Esta ley fulmina la Reserva Federal, el Impuesto sobre la Renta, el Gobierno Oculto y mucho más.
NESARA implementa los siguientes cambios:
1-Condona todas las deudas de tarjeta de crédito, hipotecas, y otras deudas bancarias debido tanto a prácticas bancarias ilegales como a actividades gubernamentales.
2-Abole el impuesto sobre la renta.
3-Abole el IRS (oficina USA de recaudación de este impuesto). Los empleados del IRS serán transferidos a a la oficina de Hacienda dedicada a los impuestos por ventas.
4-Crea un impuesto “tarifa plana” del 14% para bienes nuevos no esenciales que irá a parar al gobierno. En otras palabras, que la comida y las medicinas no tendrán impuestos, lo mismo que bienes de segunda mano, como las casas.
5-Aumenta los beneficios para los jubilados.
6-Retorna a la Ley Constitucional a todos los juzgados y asuntos legales.
7-Reinstaura la ley original del título de nobleza. Cientos de miles de americanos bajo el control de poderes extranjeros perderán su ciudadanía y serán deportados a otros países, y se les impedirá su entrada por el resto de sus vidas. Y millones de personas se darán cuenta de que sus títulos académicos son ahora papeles sin valor. [Nota del Traductor: este artículo se refiere a la injerencia de la Corona Británica en los asuntos de los Estados Unidos, que no ha cesado desde su independencia].
8-Establece elecciones a la Presidencia y al Congreso en el plazo de 120 días después del anuncio de NESARA. El gobierno interino cancelará todas las leyes de “Emergencia Nacional” y nos retraerá a la Ley Constitucional original.
9-Monitorea las elecciones y previene actividades ilegales de grupos selectos en torno al proceso electoral.
10-Crea una nueva moneda, el “dólar arcoiris”, respaldada por oro, plata, platino y otros metales preciosos
11-Prohíbe la expedición de certificados de nacimiento como bonos de propiedad de ganado por el Departamento USA de Transportes.
12-Implementa un nuevo sistema del Banco del Tesoro público en consonancia con la Constitución.
13-Elimina el Sistema de la Reserva Federal. Durante el periodo de transición, a la Reserva Federal se le permitirá operar en apoyo del Tesoro por espacio de un año, hasta que se eliminen todos los billetes con el sello de la Reserva Federal del mercado monetario.
14-Restaura la privacidad financiera.
15-Vuelve a colocar a todos los jueces y fiscales bajo la Ley de la Constitución.
16-Cesa todas las acciones agresivas del gobierno USA a lo largo del mundo.
17-Establece la paz alrededor del mundo.
18-Libera enormes cantidades de dinero para propósitos humanitarios.
19-Permite la publicación de 6.000 patentes de tecnologías suprimidas que han sido alejadas del público bajo el pretexto de la seguridad nacional, incluyendo dispositivos de energía libre, antigravitatoria, y máquinas de curación a través del sonido.
Dado que el clon de Clinton no tenía ninguna intención de convertir con su firma en ley NESARA, el 10 de octubre del año 2000, bajo las órdenes de generales del ejército, los cuerpos de élite de los Navy Seals y los Delta Force allanaron la Casa Blanca y, a punta de pistola, hicieron que Clinton firmara la ley. Durante esos momentos, tanto el Servicio Secreto como el servicio de seguridad de la Casa Blanca fueron ordenados a dejar de actuar, desarmados y permitirles que vieran este suceso bajo la orden de no contarlo.
Desde sus inicios, tanto Bush senior como el gobierno corporativo, los mayores bancos y el Club Carlyle se han opuesto a NESARA. Para mantener el secreto, los detalles del caso y el número del sumario fueron sellados y revisados dentro del registro oficial del Congreso, para reflejarlo en una moneda conmemorativa y luego fue revisado más recientemente. (??) Esa es la razón por la cual no hay registro en el Congreso y por qué una búsqueda de esta ley no te dará los detalles correctos hasta que las reformas se hagan públicas.
Probablemente no hayas oído jamás sobre esta ley, debido a una orden de silencio que pesa sobre los políticos, periodistas y personal de la banca. Incluso aunque Alex Jones y Ron Paul no te cuenten nada sobre esta ley, sigue siendo válida.
Y los miembros del Congreso no te dirán nada sobre ella porque los jueces el Tribunal Supremo de los Estados Unidos les han ordenado que nieguen la existencia de NESARA o, de lo contrario, encaren cargos de traición, con pena de muerte. Algunos miembros del Congreso han sido imputados por el delito de “obstrucción”. Cuando el Senador de Minnesota Paul Wellstone estaba a punto de romper la orden de silencio, su pequeño aeroplano se estrelló mientras viajaban su mujer y su hijo y él mismo… Todos murieron en el “accidente”.
Si el miedo no es suficiente para mantener el Congreso a raya, el dinero lo hará. La CIA soborna rutinariamente a los congresistas con dinero saqueado de los propios fondos de prosperidad. Casi cada senador ha sido sobornado, como poco, con 200 millones de dólares depositados en una cuenta en Canadá del Bank of America. Pero no sólo los políticos han sido sobornados sino la Junta de jefes del Estado Mayor y escalones más altos del gobierno, como el propio Presidente, reciben estos pagos también. Sólo el jefe de los Marshall tiene la autoridad legal de arrestar a estos individuos pero por desgracia tampoco ha hecho su trabajo. Parece que el ejército norteamericano está repleto de políticos de despacho que se preocupan más de su salario que de su trabajo.
Y no por casualidad, se puede encontrar mucha desinformación sobre NESARA en Internet. Los más importantes negadores son quatloos.com que se supone es parte de la CIA; nesara.org que es dirigida por la Familia Bush, Sherry Shriner y varios canalizadores que reciben sus mensajes telepáticos han contribuido a la confusión.
Incluso la información en Wikipedia contiene errores. Wikipedia te ofrece la historia del agente de la CIA Harvey Bernard en torno a NESARA. Si la analizas detenidamente, esta ley se llama [por sus siglas en inglés, nota del traductor] “Ley para la Recuperación de la Estabilidad Económica Nacional”, que pretendería hacer reformas en la economía y reemplazar el impuesto sobre la renta por una tasa por las ventas nacionales. Esta ley fue rechazada por el Congreso en los años noventa. Pero hay pocas menciones en Wikipedia a la verdadera NESARA y sus ramificaciones.
11 de septiembre del 2001
El próximo paso es anunciar NESARA al mundo, pero no es una tarea fácil de realizar. Muchos poderosos grupos han intentado prevenir la implementación de NESARA.
La Ley NESARA requiere que al menos una vez al año, debe ser realizado un intento de anunciarla al público. Tres jueces en ejercicio del Tribunal Supremo controla el comité encargado del anuncio de NESARA. Estos jueces han usado su autoridad casi total para sabotear secretamente todos los anuncios de NESARA.
En el año 2001, después de muchas negociaciones, los jueces del Tribunal Supremo ordenaron al Congreso de ese momento pasar resoluciones aprobando NESARA. Esto tuvo lugar el 9 de septiembre del año 2001, 18 meses después de que NESARA se convirtiera en Ley. El 10 de septiembre del 2001, George Bush senior, se fue a la Casa Blanca para asesorar a su hijo en cómo bloquear el anuncio. Al día siguiente, 11 de septiembre del 2001, a las diez de la mañana, Alan Greenspan tenía en su agenda anunciar el nuevo sistema monetario del Tesoro, perdón de la deuda para todos los norteamericanos y la abolición del impuesto sobre la renta como primera parte de los anuncios de NESARA.
Justo antes del anuncio, a las 9 horas, Bush senior ordenó la demolición del World Trade Center para detener los ordenadores que daban comienzo al nuevo sistema monetario, situados en los pisos uno y dos de la Torre Norte. Los explosivos en el World Trade Center fueron plantados por agentes de la CIA y el Mossad y detonados a control remoto desde el edificio 7 que fue demolido por la tarde para ocultar el origen del crimen.
Tecnología de control remoto fue utilizada en el aeroplano que se estrelló contra el Pentágono en la exacta localización de los Caballeros Blancos en su puesto naval de comando que estaban coordinando las actividades que apoyaban la implementación de NESARA en todo el mundo. Con el anuncio de NESARA detenido, George Bush senior decapitó toda esperanza de devolver el gobierno a la gente.
29 de agosto del 2010