Política actual — August 19, 2016 at 9:53 am

Aclarando la situación actual (por si alguien no lo ha “pillado”)

by

En las últimas semanas han ocurrido unos cuantos sucesos cuya importancia no sé si ha sido totalmente comprendida, siempre poniéndolo en el contexto de que el 1 de octubre el sistema monetario se empezará a mover gradualmente hacia el patrón-oro. Y es importante recalcar esto porque el que estos acontecimientos sucedan ahora y no en cualquier otro momento es una señal INNEGABLE de que forman parte del reseteo; es decir, del final de la partida de ajedrez que el bien y el mal llevan disputando en el planeta desde hace siglos (quizás, milenios).
Tras el fallido golpe de estado en Turquía, que ha enviado este país a los brazos de Rusia y China, el equilibro de fuerzas en la región ha variado 180 grados: una alianza Irán-Turquía-Rusia-China en Oriente Medio es, sencillamente, jaque mate. Si le añadimos los desclasificados papeles del 11-S que dejan atrapada entre la espada y la pared a Arabia Saudita, más aún. La consecuencia de todo ello es que Rusia ya está bombardeando a los terroristas desde sus barcos, con bombarderos e incluso, ¡desde una base en Irán! ¡Y hasta se habla de que la base -ahora OTAN- de Incirlick pase a manos de Rusia! En otras palabras: fuego a discreción. Aniquilación de estos orcos que se reproducen como los clones de Star Wars y que llaman “terroristas”. La situación ha variado tanto que hasta Estados Unidos está atacando a los wahabitas en Libia e Irak.
Pero con ser esto importante, se queda pequeño ante el salto cualitativo que ha tomado la guerra cibernética; es decir, el poder sobre Internet, que es donde está el verdadero “tomate”. El Poder, con mayúscula, porque, como habréis comprobado todos los que hayáis visionado “El código de Wall Street”, la posesión y creación del dinero se produce mediante algoritmos y tecnología cuántica. El anuncio de Sorcha Faal de que Rusia posee constelaciones satelitales que manejan tecnología cuántica se ha producido tan sólo unos días después de que:
1-Assange anunciara la liberación de archivos sobre Hillary.
2-Snowden anunciara crípticamente en su cuenta de twitter que “el momento ha llegado”.
3-Trump afirmara que Hillary y Obama fundaron el Estado Islámico (y posteriormente, que no confía en los servicios de inteligencia).
4-El hackeo de la NSA por parte de un grupo ligado con Rusia y/o con insiders de la propia NSA.
5-El anuncio de la próxima liberación de todas las llamadas telefónicas de Hillary.
6-La aparición de una misteriosa noticia en torno a unas declaraciones del jefe de la Dinastía Rothschild (jamás había pasado esto antes: siempre se había mantenido fuera de los focos). [¿Será la claudicación que le exigía la Sociedad del Dragón?].
Todas estas noticias y sucesos nos llevan a una única conclusión, a la luz, SIEMPRE, de la correlación con las fechas del reseteo: “alguien” ha dado la orden de “fuego a discreción” o, si lo preferís con el símil atlético, ha sonado la campana que anuncia la última vuelta y el equipo del BRICS (y los “sombreros blancos”) han decidido echar el resto. Es decir, volcar todas sus fuerzas para derribar las últimas resistencias, personificadas en Hillary Clinton.
Cada semana, nuevos escándalos, hasta que Maléfica Clinton, o bien renuncie o bien tenga un *”jamacuco” que la envíe al otro barrio.
*Palabra del argot madrileño que se utiliza para denominar cualquier desmayo o ataque que le lleve a uno al suelo.

Comments are closed.

shared on wplocker.com