General, Política actual — September 27, 2013 at 12:58 pm

La Fundación “La silla de San Pedro” declara nula la bancarrota de la ciudad de Detroit/El Nuevo Sistema Monetario está ya operativo, a través del Servicio Postal Internacional

by

Antes de comenzar a contaros lo que sucedió en Detroit hace unos días, os dejo una noticia extraña si no has seguido este blog desde hace años: ayer jueves Panamá declaró el cierre de sus bancos hasta el próximo 1 de octubre. La razón esgrimida por las autoridades es que debían “mejorar los sistemas”.
Y ahora, nos vamos a Detroit.
Doy por hecho que sabes que el ayuntamiento de LA CIUDAD DE DENVER (las mayúsculas no son por casualidad) se declaró en bancarrota hace meses.
Bien, pues hace unos días se celebra un juicio sobre la propia declaración de bancarrota de LA CIUDAD y allí, en calidad de testaferro de la Fundación “La silla de Pedro” aparece un tipo de Ohio apellidado Marques que toma la palabra, con la autoridad que le ha sido concedida, y declara que ese juicio es inválido porque “todas las deudas globales fueron canceladas el pasado 30 de junio cuando las sanciones a Irak fueron levantadas”. [Llevo tiempo escuchando la importancia del nuevo dinar iraquí en el nuevo sistema monetario basado en oro; supongo que se referirá a eso, pero no lo puedo asegurar].
Acto seguido explica las razones que, por supuesto, están basadas en el “timo de las letras mayúsculas” al cual dediqué varios post en el mes de agosto (Búscalos en el archivo de la web). Podéis leer su argumentación en la transcripción de su declaración que aparece en el vídeo de más abajo.
“La gente de Detroit no puede asumir una bancarrota porque, sencillamente LA CIUDAD DE DETROIT, que es la que ha entrado en bancarrota, es una ficción jurídica que no tiene que ver con la gente de Detroit”. “Quieren que la gente, que son los que dan crédito a la ciudad de Detroit, asuman sus deudas, pero ellos no son deudores sino acreedores” [Es decir, a los que le deben el dinero, no los que deben el dinero].
Como digo, Marques se presenta como Presidente de la Fundación “La silla de San Pedro” con autoridad sobre el Vaticano que, según él mismo dice, es el propietario de la ciudad de Detroit; me imagino que “de los terrenos donde se levanta la ciudad”. [Recordemos que la “conquista de América” de los Reyes Católicos fue en nombre del Papa].
Marques, y su organización, que es el estado global por encima de la curia romana, enviaron un documento de 20 páginas al órgano judicial USA, así como a varias parroquias de Detroit en el que les informaba de la situación.
En su alocución, se refiere expresamente a Dios y al Derecho Natural como fuente primordial de la autoridad de la que emana su declaración (en consonancia con el OPPT que os conté este verano).
Tanto LA CIUDAD DE DETROIT, como los TESTAFERROS DE LOS ESTADOS UNIDOS y la CORTE DE LA BANCARROTA son ficciones legales extranjeras que operan bajo la jurisdicción de la Curia Romana.
Los ciudadanos de la ciudad de Detroit son los verdaderos acreedores y han requerido que actúe La Silla de San Pedro a su favor para objetar oficialmente a los requerimientos y asegurar el retorno de su propiedad al principio de Administración en su original jurisdicción”.
Acto seguido, declara que los acreedores en la bancarrota de la CIUDAD DE DETROIT objetan que precisamente sea esta ficción jurídica quien sea elegida como acreedora de su propia bancarrota (la de los ciudadanos).
1-“La ciudad de Detroit, con 300 años de historia, es solvente económicamente ya que sus habitantes son capaces de pagar vía compensación de sus obligaciones con presentar un decreto en el que todas las cuentas [De los acreedores] sean canceladas”. La ficción legal “CIUDAD DE DETROIT” no ha mostrado una ley que justifique la continua esclavitud de la gente de Detroit”.
2-“La petición de la declaración de bancarrota es intencionalmente confusa y engañosa y no logra explicar el significado de las palabras usadas en la declaración, al tiempo que emplea múltiples y diabólicas palabras con el sentido inverso al que les es propio en el cuerpo del documento, identificando a los habitantes de Detroit como “deudores” en lugar de como “acreedores” y, por tanto, ¡AFIRMANDO LA NECESIDAD DE SER PROTEGIDOS DE ELLOS MISMOS EN LA BANCARROTA!” [Esta vez las mayúsculas y las exclamaciones son mías].
3-“La ficción legal LA CIUDAD DE DETROIT sólo tiene 80 años de antigüedad y es un instrumento que ha sido intencionalmente manipulado por los políticos, burócratas y consejeros para, con ese cambio de palabras, llevar a la gente a la esclavitud”.
4-“La ‘CIUDAD DE DETROIT’ es un instrumento creado por los testaferros, administradores y guardianes que operan bajo la jurisdicción de la Curia Romana que han engañado a la gente comprometiendo su propiedad como aval para las deudas en las que han envuelto a la CIUDAD, convirtiendo así a los verdaderos Acreedores en deudores, y haciendo que los acreedores sean insolventes y carezcan de derechos”.
[Me parece claro que las obras faraónicas del alcalde Gallardón en Madrid, así como la bancarrota de Cataluña y otras ciudades y regiones españolas responden al mismo plan y estrategia: las llevan a la bancarrota para llevarnos a la esclavitud].
5-“La CIUDAD DE DETROIT es una ficción legal extranjera que ha hipotecado el crédito de la gente de la ciudad de Detroit y sostiene la fábrica de fondos privados que rehúsan ejecutar la compensación de la deuda por el establecimiento y cancelación de las cuentas para hacer que “La ciudad de Detroit” y “LA CIUDAD DE DETROIT” vuelvan a ser solventes”. [Más abajo se aclara este aparente embrollo].
“La gente, los verdaderos acreedores, los verdadores actores en una transacción (comprador y vendedor) de aquí en adelante exponen el remedio: la inmediata compensación de la deuda por el establecimiento
y cancelación de esas cuentas, liquidando la ficción legal de LA CIUDAD DE DETROIT, y la inmediata devolución de la propiedad vía “scheat”* al Principio de la Administración de la jurisdicción original”.
Vale, ya lo he entendido: dado que los ciudadanos de Detroit, que son los verdaderos dueños de la ciudad, son los deudores a la CIUDAD DE DETROIT (la ficción legal Iluminati que ha usurpado a la original), se cancela esa ficción legal y, con ella, las deudas. ¡Así de fácil! Al mismo tiempo, se devuelve la propiedad a sus legítimos poseedores mediante este *escheat, que es el recurso legal para que una propiedad cuyo dueño se muere sin descendencia, pase a la corona o al estado. En este caso, se hace justamente al revés: dado que ya no hay “estado”, vuelve a su propietario original.Seguidamente, expone el plan de recuperación de la ciudad de Detroit (y del Planeta entero).
Dice textualmente (frotaos los ojos): “la red bancaria Post.Net ha sido establecida por el Servicio Postal Global en conjunción con el departamento de comercio como un sistema global bancario para facilitar al transferencia electrónica de dinero, eliminando así la deuda y facilitando el retorno de la propiedad en el intercambio“.
Está diciendo, ni más ni menos, queridos amigos, que el Nuevo Sistema Monetario ya está operando: la manera en que lo han puesto en marcha es utilizando el Servicio Postal. Ya que el dinero actualmente se envía como un correo, pues ¡quién mejor que el servicio postal público para dirigirlo! Es una entidad planetaria de servicio público, así pues…
Si alguna vez quisisteis saber cómo intervendrían los ángeles de la Federación Galáctica en el final de la esclavitud de la Humanidad, aquí lo estáis viendo: el instrumento es la Ley Natural.
Este hombre que estáis viendo es un ángel.
Esto es sólo un anticipo de lo que está a punto de suceder (ved lo de Panamá).
Respiremos, por fin, tranquilos. Es sólo cuestión de tiempo que lo veamos en nuestras vidas pero los fundamentos de la Nueva Civilización están ya aquí.
PD. ¿Te acuerdas que hace unos días hubo explosiones en una comisaría de Columbus, Ohio? ¿Sabes que este tipo, Robert Michael Marques, es de Ohio? ¿ ¿Habrían detenido los malos a este ángel y fue liberado?
PD 2: Sin duda alguna, el documento esgrimido por Marques debería ser copiado para declarar la cancelación de las deudas de cada uno de los pueblos, ciudades y comunidades autónomas del estado español, así como del propio estado central, por supuesto. Ídem de ídem para cada país en el que se lea este post, of course.

Hola mundo
Blowjob